Fotos de la construcción del Galeón San Francisco

 

Casco

 

Mesa de trabajo

 

Segundo forro del casco

 

Casco y superestructura

 

Casco terminado

Un solo forro o dos... Las herramientas... El segundo y definitivo forro... Sobre las troneras... Barnizado o pintado

 

Detalle de las vigotas del palo trinquete

 

Cofa

 

Balconada de popa

 

Cubierta y bote

 

Cubierta y bote II

Dando forma de cono a los mástiles...

 

Alcázar

 

Castillo

 

 

 

 

 

 

 

Fotos del Galeón San Francisco

1.- Un solo forro o dos. Los modelistas expertos no realizan el doble forrado del barco, sino que con el primer forro configuran el casco, tal y como ocurre en la construcción real. Ello requiere un absoluto buen acabado de este trabajo, pues no se dispone del segundo forro para limar imperfecciones.  No obstante, cuanto mejor quede el primero, menos problemas vamos a tener en el segundo forro.
2.- Las herramientas. A medida que avanzas en la construcción del barco y te encuentras con dificultades, te vas dando cuenta de qué herramienta necesitarías para hacer esto o aquello. Para empezar, se precisa de una mesa de trabajo amplia, buena luz (dos puntos de luz para evitar sombras) y un soporte para sostener el modelo (dos tubos de cartón unidos a una corta distancia). Las herramientas: cutter, cuchilla, pinza, limas, sierra de arco de 30 cm. y un set de pelos de sierra, sargentos de fijación de varios tamaños, taladro pequeño eléctrico sin cable (del tipo de bricolage), lijas de dos o tres números, pincel, barniz incoloro, material para la limpieza del pincel, cola blanca , pegamento rápido (importante tipo gel, para controlar mejo su aplicación), alicate de presión.
3.- El segundo y definitivo forro. Aunque es aconsejable seguir las instrucciones de la casa fabricante del modelo, podemos mejorar la técnica que nos sugiere el manual de instrucciones y el acabado. Después de innumerables visitas a foros en internet, creo que es más fácil, y real, cortar los listones del color sapelli del segundo forro de unos 10 cm. e ir pegándolos sobre el primer forro. Las tracas de los galeones no tenían la longitud del barco, eran listones de diferentes tamaños que se clavaban en las cuadernas. Pero se ha de tener la precaución de que no coincidan las juntas de separación de una traca con otra en su nivel superior o inferior. 
4.- Sobre las troneras... Si la intención del modelista es reproducir al máximo detalle el barco con respecto de las troneras, habrá de tener en cuanta lo siguiente: el Galeón San Francisco trae 14 cañones, pero el barco dispone de una línea inferior con sus portas, que hacen un total de 34 cañones. Si colocamos las portas de tal forma que puedan abrirse y cerrarse, en esta línea inferior, al abrir una porta aparece el casco, cuando debería haber un cañón. Para evitar esto, antes de montar las cuadernas, hay que perforarlas a la altura de las portas y extender por los agujeros abiertos unos listones, que luego podrías taladrar para insertar unas cañas de cañones dotadas de una espiga. 
5.-Barnizado o pintado. Después de recavar información sobre el mejor acabado del casco, si pintado o barnizado, obtuve varias opciones. Unos afirman que los galeones eran de un color oscuro, casi negro, ideal para pasar desapercibidos en sus operaciones bélicas. Otros aconsejan utilizar barniz mate incoloro sobre el segundo forro, pues así se logra un acabado sobrio, propio de este galeón del s.XVI. 
6.-Dando forma de cono a los mástiles. La técnica que sigo es muy sencilla y rápida; en un par de minutos tengo todos los mástiles terminados. Una vez cortado a la medida el palo, lo introduzco a modo de broca en un taladro eléctrico sin cable. El que dispongo tiene la facilidad de aplicar mayor o menor velocidad de giro. Para evitar que la sujeción al taladro deje huellas en el palo, lo protejo envolviendo el extremo en cuestión con un trozo de papel y cartón, etc. Una vez puesto en funcionamiento el taladro, le aplico una lija gruesa en forma de pliegue de alante a atrás y viceversa, principalmente por el extremo que debe quedar más delgado. Una vez rebajado bastante, le aplico otras lijas de grano más fino, para quitar marcas que haya dejado la liga gruesa.